LEVANTE EMV - 3 DE ENERO 2015

El gremio de Maestros Confiteros de Valencia apuesta por recuperar la receta original del Roscón de Reyes, que poco tiene que ver con la actual.

El gremio de confiteros presentó ayer la receta original del roscón de Reyes, cuyo precedente se encuentra en la torta de las fiestas Saturnales Romanas, que culminaban el 25 de diciembre, conmemorando el nacimiento del sol. Se realizaba a partir de calabaza, dátiles, higos y miel. En las tortas se escondía un haba seca que representaba la prosperidad, y el afortunado que la encontrara, si era esclavo, quedaba libre ese día y era tratado como un rey. Fue ya en el siglo IV cuando la Iglesia institucionalizó el día de Reyes en Occidente y esas fiestas paganas se convirtieron en cristianas, quedando en el olvido que el origen de esta tradición fueron las fiestas del solsticio de invierno. En su elaboración, la receta del Roscón las saturnales romanas contiene calabaza a la alejandrina, dátiles, pasas, piñones y cominos. Este dulce se servía espolvoreado con pimienta y miel.

Con esta receta, el Gremio de Maestros Confiteros se adelanta a la celebración del día de Reyes y el consumo del tradicional dulce, en su labor de divulgación cultural y gastronómica, para dar a conocer un dulce institucionalizado en las fiestas occidentales, relacionado con la Navidad y el año nuevo, pero que haya sus raíces en las festividades paganas (equivalentes al carnaval actual), con una receta que ha sufrido pocas variaciones en su elaboración, en comparación con el roscón de reyes que ahora se consume en casi todas las casas.